2 de agosto: Indulgencia de la Porciúncula

Iglesia de San Francisco de Lima. Foto: Wikipedia

El día de hoy la Iglesia Católica celebra la “Fiesta de la Porcíuncula”, también llamada “El Perdón de Asís”, en la que los fieles que visiten un templo franciscano en cualquier parte del mundo pueden obtener la tradicional indulgencia plenaria.

El día de hoy, en todas las casas franciscanas del Perú y el nundo, luego de la misa se comparte el “puchero franciscano” y se obtiene la “indulgencia plenaria”, osea absolución de la penalidad o penitencia debida por los pecados.

En Lima, por ejemplo, este compartir es masivo en el Convento de Los Descalzos en el Rímac. La preparación del “puchero franciscano” está a cargo de Fr. Roque Chávez OFM.

Y así también, en el Comedor San Antonio del templo San Francisco de Lima y en el Monasterio de Santa Clara en Barrios Altos, entre otros templos, se comparte el pan espiritual y el pan material.

Cabe señalar que el gobierno peruano declaró en 2019 a esta fiesta como “Patrimonio cultural inmaterial de la Nación”.

Festa de la Porciúncula en el Convento de Los Descalzos en el Rímac. / Foto: ANDINA

En la Iglesia de San Francisco de Lima sa ha programado la “Solemnidad del Perdón de Asís desde las 7 am a 7 pm, donde se realizará la Eucaristía cada hora y también confesiones para la indulgencia plenaria.

Bendición del “puchero” franciscano durante la “Fiesta del perdón”. Foto: ANDINA.

Por ello, a esta fiesta franciscana se le conoce como “El Perdón de Asís”. Si en la localidad no existe una iglesia franciscana cerca, se puede ganar la indulgencia en el templo parroquial.

Las condiciones para obtener esta gracia: visitar un templo franciscano, rezar un Padre Nuestro y un Credo; gozar la eucaristía completa, confesión sacramental y santa comunión. Y rezar por las intenciones del sumo pontífice.

Iglesia de la Porciúncula en Asís (Italia) durante la “Fiesta del perdón”.

HISTORIA DE LA PORCIÚNCULA

La concesión de la indulgencia de la Porciúncula se dio en 1216, cuando San Francisco partió hacia Perusa junto al hermano Maseo para ver al Papa Honorio III. La noche anterior el mismo Cristo y la Virgen, rodeados de ángeles, se le habían aparecido en la capilla de Santa María de los Ángeles, en Asís.

En esta aparición, el santo le pidió al Señor que les concediese una indulgencia a cuantos visitasen la iglesia dedicada a la Virgen bajo la advocación de María de los Ángeles. El Señor aceptó y le ordenó que se dirigiese a Perusa, para obtener del Papa el favor deseado. El Santo Padre concedió la gracia.

En 1966, el Papa Pablo VI publicó la carta apostólica Sacrosancta Portiunculae ecclesia con ocasión del 750° aniversario de la concesión de la indulgencia de la Porciúncula, donde expresó su deseo de que el “aniversario de la institución de esta indulgencia sea celebrado de manera que verdaderamente la Porciúncula sea aquel lugar santo donde se consigue el perdón total y se hace estable la paz con Dios”.

Además, refiriéndose a las peregrinaciones que los fieles realizan hacia el lugar, indicó que “quiera Dios que la peregrinación, transmitida durante siglos, a la iglesia de la Porciúncula, que Nuestro mismo Predecesor Juan XXIII emprendió con ánimo piadoso, no termine sino que más bien crezca continuamente la multitud de los fieles que acuden aquí al encuentro con Cristo rico en misericordia y con su Madre, que intercede siempre ante Él”.

¿DÓNDE ESTÁ LA PORCIÚNCULA?

Porciúncula (en latín, Portiuncula; en italiano, Porziuncola) es una pequeña iglesia incluida dentro de la Basílica de Santa María de los Ángeles, en la frazione de Santa Maria degli Angeli (municipio de Asís), ubicada aproximadamente a 4 km de la capital municipal, en Umbría, Italia. Es el lugar donde comenzó el movimiento franciscano.

El nombre Porciúncula significa «pequeña porción de tierra» y fue mencionado por primera vez en un documento que data de 1045, actualmente en los archivos de la Catedral de San Rufino, en Asís.

La pequeña iglesia conocida como Porciúncula, que San Francisco dedicó a Santa María de los Ángeles, se encuentra en Asís, dentro de la gran Basílica que lleva el mismo nombre de esta advocación mariana. La Basílica data de los siglos XVI y XVII.

Según una leyenda, cuya existencia se puede seguir con certeza sólo hasta 1645, la pequeña capilla de la Porciúncula fue erigida con el papa Liberio (352-66) por los eremitas del valle de Josafat, quienes habrían llevado al lugar reliquias de la tumba de la Virgen. La misma leyenda relata que la capilla pasó a poder de san Benito en 516. Se conoció como Nuestra Señora del Valle de Josefat o de los Ángeles, refiriéndose esta segunda advocación, según algunos, a la Asunción de la Virgen a los cielos acompañada por ángeles; según otra opinión, se atribuye el nombre al canto de los ángeles que allí se escuchó con frecuencia.

Esta pequeña iglesia fue entregada, alrededor del año 1212, a san Francisco por el abad de san Benito de monte Subasio, con la condición de hacer de ella la iglesia madre de su familia religiosa. 2​Estaba en malas condiciones, abandonada en un bosque de robles, y San Francisco la restauró con sus propias manos. En esta iglesia, el 24 de febrero de 1208, san Francisco oyó la llamada de Jesús para que eligiera una vida de absoluta pobreza según el discurso misionero del evangelio de san Mateo, 10, 5.15.

Esta pequeña iglesia se convirtió así en el hogar de san Francisco y pronto de sus primeros discípulos. En esta iglesia san Francisco fundó la orden de hermanos menores y desde ese momento nunca la han abandonado los frailes. El domingo de ramos de 1211 san Francisco recibió en esta iglesia a Clara de Asís y la dedicó al Señor. Los capítulos generales y las reuniones anuales de los frailes se celebraban en esta iglesia normalmente en Pentecostés, que cae en mayo o junio.

Sintiendo que se acercaba su final, san Francisco regresó a la Porciúncula en septiembre de 1226. En su lecho de muerte, san Francisco recomendó la capilla a la leal protección y cuidado de sus hermanos. Murió en el ocaso del sábado del 3 de octubre de 1226. Después de la muerte de san Francisco, el valor espiritual y carisma de la Porciúncula se hizo aún mayor. El propio san Francisco había indicado que la Porciúncula fue la fuente original de inspiración y el modelo para todos sus seguidores.

FUENTES:

Aciprensa: https://www.aciprensa.com/noticias/san-francisco-y-la-porciuncula-sepa-como-obtener-indulgencia-plenaria-hoy-y-manana-63467

Catholic.Net: https://es.catholic.net/op/articulos/39859/cat/876/la-porciuncula.html#modal

Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Porci%C3%BAncula