Intranet

Iniciar Sesión

QUIENES SOMOS

  • La Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú, fundada en 1553 bajo el patrocinio de los apóstoles San Pedro y San Pablo.

    RESEÑA HISTÓRICA El padre fray Diego de Córdova y Salinas en el capítulo XV, página 106 de su Crónica, hablando de la predicación en el Perú de los primeros religiosos de la Orden de San Francisco, dice lo siguiente: “En compañía de los españoles, que pasaron a la dicha conquista, vinieron del oriente al occidente doce frailes franciscanos, pobres, desnudos de la Provincia de España, sacerdotes y legos, y desembarcaron en Puerto Viejo y Paita, corriendo por tierra a pie, predicando a Cristo crucificado hasta la ciudad del Cusco (corte de los Reyes Incas) que hay trescientas leguas; y de allí subieron a la Provincia de Charcas, con tan celestial espíritu, que a la verdad fueron trompetas evangélicas, cuyo sonido llegó hasta los fines de la tierra. Y de tal manera admiraron la tierra con su espíritu y pobreza, que los comenzaron a llamar los Doce Apóstoles de San Francisco, dando después título y renombre a esta Provincia. Y con mucha propiedad, porque verdaderamente era una renovación del siglo de los Apóstoles verlos y fueron como doce piedras fuertes, sobre el que subió este edificio grande de esta santa Provincia. Se dividieron para derramar más presto el fuego de sus corazones por todas las regiones y Provincias del Perú. Y como fueron de los primeros que hollaron estas grandes tierrasen ellas levantaron los pendones y estandartes de la Fe Católica, era forzoso que cada uno de ellos tuviese a su cargo tres o cuatro provincias de indios y que los trabajos y cuidados fuesen doblados. Juntaban innumerables niños, cantaban con ellos la Doctrina y bautizaban, catequizaban a sus padres y aprendiendo sus lenguas y hechos pastores de su grey, los defendían de los sangrientos lobos y con el cayado de la Cruz y silbos de la predicación Evangélica, iban eficaz y mansamente reduciendo sus rebaños a los apriscos de la Iglesia”.

    La espiritualidad franciscana está centrada en Cristo, el sumo Bien, que por su Encarnación y su Cruz nos ha mostrado el camino al Padre, redimiendo nuestra humanidad, nos invita a encontrarlo en la fraternidad universal y en el “Espíritu de la Santa Oración y devoción”.

    Los Franciscanos de la primera Orden de San Francisco deseamos vivir el Evangelio del Señor, la Palabra hecha Carne, mediante la profesión de los consejos evangélicos en fraternidad y minoridad. Nuestra vivencia, a la manera de Francisco, desea celebrar la fe en lo cotidiano, por tanto siguiendo su ejemplo y especialmente el de Cristo, nosotros nos procuramos:

    Vivir en el seguimiento de Cristo pobre y crucificado, mediante una actitud continua de Conversión
    Estar a los pies de la Iglesia
    No apagar el Espíritu de la santa oración y devoción
    Reconocer en todos un regalo de Dios y vivir la fraternidad con toda la creación
    Trabajar por instaurar la justicia y la paz del Reino de Dios
    Vivir la minoridad como el mayor privilegio
    Ser misioneros de la Paz y el Bien en los diversos lugares donde la obediencia nos ponga en servicio
    Manifestar la alegría y simplicidad de los hijos de Dios
    “Tener el Espíritu del Señor y su Santa operación” San Francisco.

    1 febrero, 2019 - 8:05 pm

Fotos
Vídeos